Daniel 12:2: La Ignominia y Desprecio Eterno

0
359
Daniel 12:2: La Ignominia y Desprecio Eterno
Daniel 12:2: La Ignominia y Desprecio Eterno

Visite También Nuestras Secciones, Versículos Examinados del Nuevo Pacto y Apologética

Título Original: Aniquilacionismo y Daniel 12:2: «… y otros para vergüenza y deshonra eterna»

11 de octubre de 2018

Regresar a, Página del Aniquilacionismo

  • «Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán, unos para la vida eterna, y otros para la ignominia, para el desprecio eterno» (Daniel 12:2).

Los condicionalistas interpretan que Daniel 12:2: La Ignominia y Desprecio Eterno significa que este no es experimentado por los impíos, sino que es lo que los justos experimentan por los impíos. Daniel 12:2 dice que los que duermen despertarán al «desprecio eterno». Además del tema del sueño del alma, tenemos opciones:

El Desprecio Eterno …

  1. … significa que los malvados serán odiados por los justos después de que los malvados sean aniquilados.
  2. … muestra que los malvados experimentarán el desprecio por sí mismos.

Debido a, que tanto los condicionalistas como los tradicionalistas podrían argumentar a favor de su perspectiva usando Daniel 12:2, y el texto no parece ser explícitamente claro sobre el tema, no creo que este sea el mejor versículo para que cualquiera de las partes use para apoyar su posición. En mi opinión, es ambiguo y puede interpretarse de cualquier manera.

Primer Comentario

  • La interpretación de la Septuaginta es: «Y muchos de los que duermen en la anchura (πλάτει) de la tierra se levantarán, algunos para vida eterna, y algunos para reprobación, algunos para dispersión (διασπορὰν) y vergüenza eterna». Estos términos, «reprobación» y «dispersión», son diferentes intentos de rendir חֲרָפוֹת (raparaphoth) … La representación de la Peshitta es: «Y muchos de los que duermen en el polvo se despertarán, algunos para vida eterna, y algunos a la destrucción y el desprecio de sus amigos para siempre».1

Segundo Comentario

  • «Daniel no da más detalles acerca del castigo de los condenados y no menciona un fuego ardiente, pero parece ir más allá de Isaías 66 al hacer que los pecadores sean devueltos a la vida para experimentar su desgracia».2
  1. Spence, H. D. M. Daniel. The Pulpit Commentary. London; New York: Funk & Wagnalls Company, 1909.
  2. Collins, John Joseph, and Adela Yarbro Collins. Daniel: A Commentary on the Book of Daniel. Edited by Frank Moore Cross. Hermeneia—a Critical and Historical Commentary on the Bible. Minneapolis, MN: Fortress Press, 1993.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí