El Problema de la Doctrina de Castigo

0
337
El Problema de la Doctrina de Castigo
El Problema de la Doctrina de Castigo

Visite También Nuestras Secciones, Versículos Examinados del Nuevo Pacto y Apologética

Título Original: De Acuerdo a la Doctrina de Castigo de Edward Fudge, el Aniquilacionismo Tiene un Problema

11 de octubre de 2018

Regresar a, Página del Aniquilacionismo

El Problema de la Doctrina de Castigo

El difunto Edward Fudge (quien murió en 2017), a quien muchos de los proponentes del condicionalismo apelan para apoyar la posición de ellos, enseñó que una persona es aniquilada después de que haya sufrido por sus pecados después de un tiempo apropiado. Pero esto, presenta un problema.

Primera Cita

  • «… cuando Dios destruye tanto el alma como el cuerpo en el infierno, el acto o proceso destructivo estará basado en la perfecta justicia divina en el caso de cada individuo y permitirá infinitas laxitudes individuales para los grados de castigo consciente, ya sea, diferenciados por su tipo, su intensidad o su duración».1

Segunda Cita

  • «Esta ‘muerte’, no la aniquilación en algún sentido literal técnico, es la consecuencia penal de las malas acciones cometidas durante la vida terrenal. Debemos estar seguros que el proceso de morir la segunda muerte abarcará cualquier tipo, intensidad y duración del tormento consciente que la justicia divina podría requerir».2

Así, Fudge está diciendo que, «el acto o proceso estará basado en la perfecta justicia divina en el caso de cada individuo …» con «grados de castigo consciente …», que es la «consecuencia penal de las malas acciones» y abarcará una «duración del tormento consciente que la justicia divina podría requerir». En otras palabras, una vez que se completa la cantidad requerida de sufrimiento de acuerdo con la ley (penal), el pecador es aniquilado.

El Problema con la Posición de Edward Fudge

Pero el problema es que Fudge está enseñando que una persona sufre antes de ser aniquilada y que el sufrimiento corresponde a su pecado. El pecado es quebrantar la ley de Dios (1ª Juan 3:4). Pero, una vez que el pecador ha pagado su pena, debida por su pecado, ¿por qué no está justificado porque ha cumplido con el requisito de la ley a través de su sufrimiento? Si el aniquilacionista dice que el pecador no es justificado porque la persona no creyente no ha creído en Cristo, ¿entonces, el no creer en Cristo no es también un pecado que es pagado por medio del sufrimiento? ¿Por qué entonces la persona no es salva? La posición de Fudge es problemativa y no puede ser verdadera.

  1. Fudge, Edward William. The Fire That Consumes: A Biblical and Historical Study of the Doctrine of Final Punishment, Third Edition (p. 208). Cascade Books, an imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition.
  2. Ibíd. Página 209.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí