El Tabernáculo: ¿Un Antecedente para la Veneración de Imágenes?

0
161
El Tabernáculo: ¿Un Antecedente para la Veneración de Imágenes?
El Tabernáculo: ¿Un Antecedente para la Veneración de Imágenes?

Visite También Nuestras Secciones, Catolicismo Romano y Religiones del Mundo

Abreviaturas: CR: Catolicismo Romano. IC: Iglesia Católica. ICR: Iglesia Católica Romana. CIC: Catecismo de la Iglesia Católica.

Nota: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de la Nueva Biblia de las Américas — NBLA.

Por, Luke Wayne
4 de abril de 2017

El Tabernáculo: ¿Un Antecedente para la Veneración de Imágenes?

Una práctica importante en el catolicismo romano y la ortodoxia oriental es la veneración de íconos e imágenes. Los practicantes, veneran las representaciones de Jesús, María, los santos y los ángeles. Se inclinan ante estas imágenes de yeso, les encienden velas, queman incienso y dirigen sus rezos a la figura representada en el cielo a través de su imagen. Aunque los miembros de ambas religiones hacen una distinción entre estos actos de reverencia religiosa y la adoración que ofrecen a Dios, muchos en la historia de la Iglesia han reconocido esta práctica como idolatría.

El Pensamiento de los Líderes de la Reforma Protestante

Este fue un tema importante y crítico por parte de los líderes de la reforma protestante. Desde los primeros años desde que surgió esta práctica hasta el día de hoy, ha sido común defenderla. Argumentan que, desde antes que fuera considerada idolatría, en sí, este acto se asemeja al uso correcto de imágenes tanto en el tabernáculo como en el templo judío.

Los Querubines del Lugar Santísimo

Es habitual escuchar a los defensores de la veneración de imágenes, apelar a las representaciones de querubines (seres angelicales) en el tabernáculo como prueba de que fue la intención de Dios para Su pueblo, que veneraran imágenes, pero no de dioses falsos. Por ejemplo, Dios les dijo a los israelitas:

  • «Harás cincuenta lazos en el borde de la cortina del extremo del primer enlace, y cincuenta lazos en el borde de la cortina del extremo del segundo enlace» (Éxodo 26:10).

Sin embargo, la simple presencia de estas imágenes o retratos no equivale a veneración. La Torah describe minuciosamente el culto israelita apropiado en el tabernáculo. Fue aprobada por Dios y en ningún lugar es permitido que los fieles se postraran delante de las imágenes elaboradas o pintadas en las cortinas para pedirles a los querubines que intercedieran por ellos delante de Dios. A los israelitas nunca se les dijo que honraran o reverenciaran a los querubines, ni que les ofrecieran incienso o besaran estas representaciones pintadas en las cortinas.

¿Qué Comunicaban Estas Imágenes?

Ciertamente, las imágenes estaban destinadas a comunicar a quienes entraban, algo de la santidad celestial pero solo dentro del área del cortinaje. Pero en sí, estas imágenes no eran objeto de reverencia ceremonial directa ni eran representaciones vicarias de ángeles específicos que los hijos de Israel estuvieran llamados a venerar. Sin embargo, y tal vez, las imágenes más relevantes de querubines fueron las figuras sobre el arca del pacto.

Éxodo 25:17-22
  • «Haz una tapa de oro puro, que mida un metro y diez centímetros de largo por sesenta y cinco centímetros de ancho, 18 con dos seres alados de oro labrado a martillo en los dos extremos. 19 La tapa y los seres alados deben ser de una sola pieza; uno de ellos estará en un extremo de la tapa y el otro en el otro extremo, 20 el uno frente al otro, pero con la cara hacia la tapa, y sus alas deben quedar extendidas por encima de la tapa cubriéndola con ellas. 21 Coloca después la tapa sobre el arca, y pon dentro del arca la ley que te voy a dar. 22 Allí me encontraré contigo y, desde lo alto de la tapa, de entre los dos seres alados que están sobre el arca de la alianza, te haré saber todas mis órdenes para los israelitas» (Dios Habla Hoy — DHH).

¿Querubines Venerados u Honrados?

Se podría tener la tentación de afirmar que, debido a que los querubines estaban sobre el arca y la veneración era dirigida hacia esta, los mismos querubines podrían ser objeto de veneración. En realidad, esto es falso. Curiosamente, la escena sobre el arca es un asiento vacío flanqueado por dos seres angelicales. No hay ninguna imagen entronizada en el asiento. Sin embargo, es este espacio aparentemente sobre el asiento el centro de todo este diseño. Ese es el espacio que representa la presencia de Dios: «Y allí me reuniré contigo, entre los dos querubines que están sobre el Arca del Testimonio …» Lejos de ser objetos de veneración, los querubines están honrando este espacio:

  • «Los querubines tenían extendidas las alas hacia arriba, cubriendo el propiciatorio con sus alas, unoa] frente al otro. Los rostros de los querubines estaban vueltos hacia el propiciatorio» (Éxodo 37:9).

El Dios Invisible

Si usted está desviando su atención de la realidad para la cual fueron establecidos estos dos querubines, y está enfocándose en ellos como los objetos de su veneración u honra, está dejando de entender el punto. Todo esto está enfocado solo hacia el Dios invisible:

  • «Y al entrar Moisés en la tienda de reunión para hablar con el Señor, oyó la voz que le hablaba desde encima del propiciatorio que estaba sobre el arca del testimonio, de entre los dos querubines. Así Él le habló» (Números 7:89).

La veneración delante del arca, nunca fue dirigida a las figuras de los querubines. Siempre fue dirigida al espacio vacío (obviamente sin imágenes) sobre el asiento que sólo representaba la presencia de Dios.

Levítico 16:12-14
  • «Y tomará un incensario lleno de brasas de fuego de sobre el altar que está delante del Señor, y dos puñados de incienso aromático molido, y lo llevará detrás del velo. 13 Pondrá el incienso sobre el fuego delante del Señor, para que la nube del incienso cubra el propiciatorio que está sobre el arca del testimonio, no sea que Aarón muera. 14 Tomará además de la sangre del novillo y la rociará con su dedo en el lado oriental del propiciatorio; también delante del propiciatorio rociará de la sangre siete veces con su dedo».

Lo que Hizo Salomón

En el templo se ampliaron esta imagen añadiendo querubines en el santuario del arca:

1º Reyes 6:23-30
Primera Parte
  • «También en el santuario interior hizo dos querubines de madera de olivo, cada uno de 10 codos (4.5 metros) de alto. 24 Un ala del querubín tenía 5 codos (2.25 metros) y la otra ala del querubín 5 codos. Desde la punta de una de sus alas hasta la punta de la otra de sus alas había 10 codos (4.5 metros). 25 El otro querubín también medía 10 codos (4.5 metros); ambos querubines tenían la misma medida y la misma forma. 26 La altura de uno de los querubines era de 10 codos (4.5 metros), y asimismo la del otro querubín.
Segunda Parte
  • «27 Colocó los querubines en medio de la casa interior; las alas de los querubines se extendían de modo que el ala del uno tocaba una pared y el ala del otro querubín tocaba la otra pared. Sus otras dos alas se tocaban ala con ala en el centro de la casa. 28 También revistió de oro los querubines. 29 Luego esculpió todas las paredes de la casa en derredor con grabados de figuras de querubines, palmeras y flores abiertas, tanto el santuario interior como el exterior. 30 Revistió de oro el piso de la casa, del santuario interior y el exterior».

¿Para qué Servían Estos Querubines?

Aun aquí, estos sólo servían para cubrir el arca dirigiendo la atención al lugar santísimo:

  • «Los sacerdotes trajeron el arca del pacto del Señor a su lugar, al santuario interior de la casa, al Lugar Santísimo, bajo las alas de los querubines. Porque los querubines extendían las alas sobre el lugar del arca, y los querubines cubrían el arca y sus barras por encima» (2º Crónicas 5:7-8).

¿Existe Aquí Alguna Forma de Veneración?

Una vez más, no hay lugar para la veneración de las imágenes de los querubines. Estos existían sólo para una veneración directa sin reservas a la presencia de Dios sobre el propiciatorio, para el que no hay ninguna imagen. Es muy notoria la ausencia de íconos representando a los patriarcas, profetas o alguna figura religiosa clave. Las pocas imágenes que sí existían, lejos de marcar un precedente para hacer imágenes de ángeles como objetos de honra o adoración ceremonial, están allí solo para representar el hecho de que aun los ángeles celestiales honran o veneran al Único entronado en el propiciatorio o asiento de la misericordia. Es sólo a Él a quien el pueblo de Dios debía dirigir su adoración, honra o veneración.

Otras Imágenes en el Templo

Por ejemplo, el templo también contenía otras imágenes.

  • «Hizo asimismo el mar de metal fundido de 10 codos (4.5 metros) de borde a borde, en forma circular. Su altura era de 5 codos (2.25 metros), y tenía 30 codos (13.5 metros) de circunferencia. 24 Debajo del borde había calabazas alrededor, diez por cada codo (45 centímetros), rodeando el mar por completo. Las calabazas estaban en dos hileras, fundidas en una sola pieza. 25 El mar descansaba sobre doce bueyes; tres mirando al norte, tres mirando al occidente, tres mirando al sur y tres mirando al oriente. El mar descansaba sobre ellos y todas sus ancas estaban hacia adentro. 26 El grueso era de un palmo, y el borde estaba hecho como el borde de un cáliz, como una flor de lirio. Tenía capacidad para 2,000 batos (44,000 litros)» (1º Reyes 7:23-26).

Su Propósito: Ornamental y Simbólico

Pero estas imágenes apenas y solo tenían fines de ornamentación y simbología. En cualquier caso, son imágenes de plantas y animales que no tienen ninguna relación significativa con las imágenes honradas por los católicos romanos o los ortodoxos orientales. Si hemos de aprender algo de ellos sobre el uso apropiado de las imágenes, es que está bien hacer un buey de bronce simplemente como soporte sobre el cual se apoya el lavamanos. Lo que no es correcto, es hacer un becerro de oro al cual se le ofrece adoración, rezos o sacrificios. El arte no es prohibido. Pero no existe un precedente para la veneración vicaria de imágenes.

Juan de Damasco

Uno de los defensores tempranos de la veneración de imágenes en iglesias cristianas de su época, argumentó:

  • «La divina Escritura culpa a los que adoran imágenes esculpidas, pero también a los que sacrifican a los demonios. Los griegos sacrificaban y los judíos también sacrificaban: pero los griegos a los demonios y los judíos a Dios. Y el sacrificio de los griegos fue rechazado y condenado, pero el sacrificio de los justos fue muy aceptable a Dios» (Juan de Damasco, Exposición de la Fe Ortodoxa, Libro 4, Capítulo 16).

Lo que Pretendía Demostrar

Que al igual que hay sacrificios buenos y malos, también hay buena y mala veneración a las imágenes. Sin embargo, esto no es lo que él realmente demuestra. Si demuestra algo, es que la veneración de imágenes debe ser rechazada. Si seguimos su lógica, vemos que los paganos veneraban imágenes mientras que los judíos adoraban solamente a Dios, sin imágenes. La veneración de imágenes fue rechazada, mientras que la adoración del Dios invisible sin íconos o esculturas como objeto de adoración a Él, fue aceptada. Simplemente, no existe ningún precedente bíblico para aceptar la veneración de imágenes de seres angelicales en el cielo, o los que consideren como santos ambas religiones, o de Dios mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí