Isaías 33:11-14: Habitando en Fuego Consumidor

0
350
Isaías 33:11-14: Habitando en Fuego Consumidor
Isaías 33:11-14: Habitando en Fuego Consumidor

Visite También Nuestras Secciones, Versículos Examinados del Nuevo Pacto y Apologética

Título Original: Aniquilacionismo e Isaías 33:11-14: Los Impíos Morarán en el Fuego Consumidor

Por, Matt

11 de octubre de 2018

Regresar a, Página del Aniquilacionismo

  • «Concebisteis paja, daréis a luz rastrojo; mi aliento como fuego os consumirá. 12 Y los pueblos serán calcinados, como espinos cortados que son quemados en el fuego. 13 Oíd, los que estáis lejos, lo que he hecho; y los que estáis cerca, reconoced mi poder. 14 Aterrados están los pecadores en Sion, el temblor se ha apoderado de los impíos. ¿Quién de nosotros habitará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?» (Isaías 33:11-14).

El Contexto de Isaías 33:11-14: Los Impíos Morarán en el Fuego Consumidor

Este pasaje se escribe en el año 14 del reinado de Ezequías. Los asirios amenazan a Jerusalén e Isaías acude al tema del juicio de Dios. Para resumir el capítulo, Isaías escribe en el v. 1, que cuando el que destruye termine de destruir, será destruido. Y que, tan pronto «acabes de actuar con perfidia, con perfidia actuarán contra ti». En el v. 2, Isaías ofrece una oración de liberación a Dios. En los versículos 3-4, los habitantes de Jerusalén toman el botín del enemigo. El Señor es exaltado en los vv. 5-6. El enemigo está angustiado en los vv. del 7 al 10. Y en los vv. 11-12, escribe que el enemigo ha concebido paja y dará a luz rastrojo y el aliento de Dios los consumirá como fuego, como espinos cortados que se queman en el fuego.

Estudiando el Contexto de Isaías 33

11-12:
  • «Concebisteis paja, daréis a luz rastrojo; mi aliento como fuego os consumirá. 12 Y los pueblos serán calcinados, como espinos cortados que son quemados en el fuego».

En la búsqueda de versículos que apoyen la idea de que las personas dejan de existir en el juicio final, los condicionalistas tienden a utilizar, Isaías 33:11-12 por su lenguaje de que los pueblos «serán calcinados, como espinos cortados que son quemados en el fuego». Pero ¿es esta una descripción literal de su final o es el uso del lenguaje figurativo destinado a describir lo que les sucederá a los impíos? Por el contexto sabemos que el versículo 11 es figurativo porque Dios dice: «Concebisteis paja, daréis a luz rastrojo», y que el aliento de Dios, como fuego, los consumirá (v. 11).

¿Por qué Entonces las Imágenes Gráficas son una Descripción Literal de su Futura Inexistencia?

Es un gran cambio pasar esto por alto, y afirmar que Dios está hablando sobre el futuro, la no existencia de las personas en los pueblos. Parece más probable que Dios esté usando las imágenes gráficas y figurativas con las que la gente estaba familiarizada para describir la destrucción de los impíos. Hacer esto y una interpretación aniquilacionista es ir demasiado lejos.

33:14:
  • «Aterrados están los pecadores en Sion, el temblor se ha apoderado de los impíos. ¿Quién de nosotros habitará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?».

Las preguntas encontradas en el v. 14 hacen referencia a lo que anteriormente había acontecido al tratar con los impíos. Estas preguntan acerca de quién puede «habitar con el fuego consumidor … con las llamas eternas» de Dios. Isaías responde en el v. 16: «ése morará en las alturas, en la peña inexpugnable estará su refugio». Estas vívidas imágenes recuerdan a Dios descrito como fuego consumidor (Deuteronomio 4:24; 9:3). Vivir con fuego consumidor y llamas eternas sería el lenguaje de alguien que está aterrorizado, no los justos que tienen confianza en Dio como leímos en el v. 16.

Conclusión

El contexto de Isaías 33 se escribe en el año 14 del reinado de Ezequías. Los asirios amenazan a Jerusalén. Isaías escribe que cuando el que destruye termine de destruir, será destruido (v. 2). Adopta un lenguaje figurativo cuando escribe en el v. 11: «Concebisteis paja, daréis a luz rastrojo; mi aliento como fuego os consumirá». Estas imágenes gráficas, vívidas y figurativas no pretenden describir la no existencia literal y futura de los impíos. Además, son los malvados quienes en el v. 14 preguntan quién puede morar en el fuego consumidor de llamas eternas de Dios. Ellos saben que no pueden. Solo los justos (v. 16) se mantendrán firmes. Aunque este capítulo tiene un lenguaje familiar de lo que los condicionalistas buscan para apoyar su posición, no es un texto de prueba para la posición de ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí