Dios Castigará Eternamente el Pecado Finito

0
351
Dios Castigará Eternamente el Pecado Finito
Dios Castigará Eternamente el Pecado Finito

Visite También Nuestras Secciones, Versículos Examinados del Nuevo Pacto y Apologética

Título Original: El Tormento Eterno Consciente Significaría que Dios no Sólo va a Castigar Infinitamente el Pecado Finito

13 de octubre de 2018

Regresar a, Página del Aniquilacionismo

En ocasiones, los condicionalistas argumentan que sería injusto que Dios castigará a alguien por eternamente el pecado finito cometido durante su vida. Su argumento se basa en la naturaleza limitada de ese pecado. Argumentan que cuando una persona peca, como por ejemplo robar un equipo de música, este robo ocurre en un período de tiempo determinado y no es una acción de robo permanente. Ocurrió una sola vez y punto. Por lo tanto, dado que el pecado es finito, no tendría sentido castigar a la persona por la eternidad.

  • «El infinito parece inmediata y tremendamente desproporcionado para una cantidad finita de pecado, por grande y grave que sea».1

¿Cuál es el Problema en que Dios Castigará Eternamente el Pecado Finito?

Con este argumento, el problema es que se enfoca en la situación temporal del pecado en lugar de enfocarse en contra de quién se comete el pecado, es decir: Dios. ¿Qué hace legítimo a este planteamiento sobre el «pecado finito»? Nada. No obstante, ilustraré el por qué su enfoque está equivocado. Supongamos que me enfado contra usted y lo abofeteo. Incluso, usted podría reaccionar abofeteándome. En el mejor de los casos podría preguntarme por qué lo hice. Pero digamos que puedo llegar cerca del presidente de los Estados Unidos y abofetearlo. Este mismo acto tendría consecuencias totalmente diferentes por ser contra quien es. Sería detenido y acusado de cometer un delito federal. Así que la misma acción es castigada de forma diferente. No es lo mismo abofetearlo a usted, que al presidente de este país.

¿Contra Quién es Cometido Nuestro Pecado?

Si ascendemos en la cadena de mando hasta Dios mismo, nuestro pecado, por lo tanto, es cometido contra Él. En sí, la cuestión no es el pecado; es contra quién lo hemos cometido. Debido a que pecamos contra un Dios infinito, la consecuencia es infinita. Si piensa acerca de esto, los condicionalistas están de acuerdo porque afirman que la no existencia eterna es consecuencia del pecado. No obstante, el argumento aquí presentado, ha sido planteado y así mismo, descartado por Edward William Fudge, un conocido condicionalista.

  • «Anselmo argumentaba que, pecar contra Dios es ofender a una Persona infinita y un pecado infinito demanda una pena infinita. Para los humanos finitos, eso significa sufrir durante un periodo de tiempo infinito. El argumento se basa en conceptos de la ley feudalista que contradecían la revelación del Antiguo Testamento y que las personas ilustradas rechazan hoy en día».2

La Ley Feudalista y Dios Castigará Eternamente el Pecado Finito

Su crítica es despectiva y arrogante. Dice que ser castigado eternamente por pecados cometidos contra el Dios eterno se basa en conceptos de la ley feudalista. ¿Feudalista? ¿En serio? El feudalismo era un tipo de sistema de gobierno de la Europa medieval en el que la nobleza poseía tierras y los arrendatarios de esas tierras las trabajaban y estaban obligados a prestar diversos servicios a la nobleza, como la producción de bienes y el servicio militar. Entonces, ¿cómo una consecuencia eterna es considerada feudalista al ofender al Dios eterno? Fudge es ilógico.

¿Qué más Dice Fudge?

Note además en lo que afirma: «… que las personas ilustradas rechazan hoy en día». Es un comentario despectivo que implica que los que no están de acuerdo con él no son «personas ilustradas». Tal argumento, tan emotivo e irracional no tiene lugar en una discusión tan seria. Una vez más, Fudge «amaña» su argumento recurriendo a lo emotivo, la opinión subjetiva y la falsa acusación para ridiculizar la posición contraria a la suya. Aunque en otras partes de su libro es más racional, en esta cita no ha logrado mantener ese nivel de capacidad y deja traslucir sus emociones. Me pregunto hasta qué punto su exégesis de las Escrituras en cuanto a que Dios castigará eternamente el pecado finito, se ha visto afectada por un razonamiento emocional tan poco fundamentado y distorsionado para adaptarlo a su actitud despectiva.

  1. Rethinking Hell: Readings in Evangelical Conditionalism, Kindle Locations 128-129. Cascade Books, an Imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition.
  2. Fudge, Edward William. The Fire That Consumes: A Biblical and Historical Study of the Doctrine of Final Punishment, Third Edition (p. 368). Cascade Books, an imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition, underline added.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí