¿Cuáles son los Cuatro Dogmas Marianos?

0
81
¿Cuáles son los Cuatro Dogmas Marianos?
¿Cuáles son los Cuatro Dogmas Marianos?

Visite También Nuestras Secciones, Catolicismo Romano y Religiones del Mundo

Abreviaturas: ICR: Iglesia Católica Romana. IC: Iglesia Católica. CIC: Catecismo de la Iglesia Católica. CR: Católicos Romanos. NP: Nuevo Pacto. RV: Reina Valera del 60. TLA: Traducción en lenguaje Actual. DHH: Dios Habla Hoy. NTV: Nueva Traducción Viviente.

Nota: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de la Nueva Biblia de las Américas — NBLA.

28 de septiembre de 2014

¿Cuáles son los Cuatro Dogmas Marianos?

1 Son: 1) el de ser Madre de Dios, 2) la virginidad perpetua de María, 3) su inmaculada concepción y 4) su ascensión al cielo. Aquí, están documentados del mismo Catecismo de la Iglesia Católica (CIC).

1. Madre de Dios

O maternidad divina de María (Theotokos). Este dogma fue definido en el Concilio de Efeso, en el año 431, bajo el papado de Celestino I.

Primera Parte del CIC
  • 495 Llamada en los Evangelios «la Madre de Jesús» (Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como «la madre de mi Señor» desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
  • 509 María es verdaderamente «Madre de Dios» porque es la madre del Hijo eterno de Dios hecho hombre, que es Dios mismo.
Segunda Parte
  • 721 María, la Santísima Madre de Dios, la siempre Virgen, es la obra maestra de la Misión del Hijo y del Espíritu Santo en la Plenitud de los tiempos. Por primera vez en el designio de Salvación y porque su Espíritu la ha preparado, el Padre encuentra la Morada en donde su Hijo y su Espíritu pueden habitar entre los hombres. Por ello, los más bellos textos sobre la Sabiduría, la Tradición de la Iglesia los ha entendido frecuentemente con relación a María (cf. Pr 8, 1-9, 6; Si 24): María es cantada y representada en la Liturgia como el «Trono de la Sabiduría».

2. La Virginidad Perpetua de María, Madre de Dios

De acuerdo a la ICR, María permaneció virgen toda su vida. Leamos el CIC:

Primera Parte
  • 499 La profundización de la fe en la maternidad virginal ha llevado a la Iglesia a confesar la virginidad real y perpetua de María (cf. Concilio de Constantinopla II: DS, 427) incluso en el parto del Hijo de Dios hecho hombre (cf. San León Magno, c. Lectis dilectionis tuae: DS, 291; ibíd., 294; Pelagio I, c. Humani generis: ibíd. 442; Concilio de Letrán, año 649: ibíd., 503; Concilio de Toledo XVI: ibíd., 571; Pío IV, con. Cum quorumdam hominum: ibíd., 1880). En efecto, el nacimiento de Cristo «lejos de disminuir consagró la integridad virginal» de su madre (LG 57). La liturgia de la Iglesia celebra a María como la Aeiparthénon, la «siempre-virgen» (cf. LG 52).
Segunda Parte
  • 510 María «fue Virgen al concebir a su Hijo, Virgen durante el embarazo, Virgen en el parto, Virgen después del parto, Virgen siempre» (San Agustín, Sermo 186, 1): ella, con todo su ser, es «la esclava del Señor» (Lc 1, 38).

3. Su Inmaculada Concepción

María misma fue concebida sin pecado, y fue redimida al momento de su concepción. Así lo proclamó el Papa Pío IX en la plaza de San Pedro 8 de diciembre de 1854.

Primera Parte
  • 491 A lo largo de los siglos, la Iglesia ha tomado conciencia de que María «llena de gracia» por Dios (Lc 1, 28) había sido redimida desde su concepción. Es lo que confiesa el dogma de la Inmaculada Concepción, proclamado en 1854 por el Papa Pío IX:

«… la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda la mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano (Pío IX, Bula Ineffabilis Deus: DS, 2803).

Segunda Parte
  • 966 «Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo y enaltecida por Dios como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte» (LG 59; cf. Pío XII, Const. apo. Munificentissimus Deus, 1 noviembre 1950: DS 3903).

Tercera Parte

  • 2177 La celebración dominical del día y de la Eucaristía del Señor tiene un papel principalísimo en la vida de la Iglesia. «El domingo, en el que se celebra el misterio pascual, por tradición apostólica, ha de observarse en toda la Iglesia como fiesta primordial de precepto» (CIC can. 1246, §1).

«Igualmente deben observarse los días de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo, Epifanía, Ascensión, Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, Santa María Madre de Dios, Inmaculada Concepción y Asunción, San José, Santos Apóstoles Pedro y Pablo y, finalmente, todos los Santos» (CIC can. 1246, §1).

4. La Asunción de la Santísima Virgen

María fue llevada corporalmente al cielo, establecida en 1950

  • Leer, 966: Segunda Parte del # 3: Su Inmaculada Concepción
  • Leer, 2177: Tercera Parte del # 3: Su Inmaculada Concepción

5. Su Ascensión al Cielo

María fue llevada en cuerpo y alma al cielo. El 1 de noviembre de 1950, el Papa Pío XII, mediante la constitución apostólica «Munificentissi Deus», hizo la proclamación de este dogma.

  • Leer, 966: Segunda Parte del # 3: Su Inmaculada Concepción
  • Leer, 2177: Tercera Parte del # 3: Su Inmaculada Concepción

¿Se Encuentran Estos Dogmas en la Biblia?

Aunque cada uno de los anteriores dogmas han sido declarados ciertos por la iglesia católica romana, ninguno puede ser encontrado en las Escrituras. Entienda por favor, que María es la madre de Jesús, el hombre, el cual tenía dos naturalezas; la divina y la humana. Y estoy en desacuerdo con la desmedida exaltación de María asociada con el título de «Madre de Dios».

Sin embargo, la iglesia romana, afirma que cada una de las doctrinas dogmáticas marianas, se encuentran en las Escrituras:

  • «Es la convicción de los católicos romanos que los dogmas marianos formulan una fe consonante con las Escrituras”.2

La Virginidad Perpetua de María: ¿En el Registro Bíblico?

Pero la verdad, es que estos no se encuentran en las Escrituras. La virginidad perpetua de María, la cual afirma que ella permaneció virgen, no puede ser demostrada desde la Biblia. La doctrina de que fue concebida sin pecado original, tampoco se encuentra en las Escrituras. La verdad es una sola: La ICR ha violado las Escrituras.

  • «Hermanos, les hablo de estas cosas por su propio bien y poniendo como ejemplo a Apolo y a mí mismo. Lo digo para que por nuestro ejemplo aprendan ustedes a no ir más allá de lo que está escrito, y para que nadie se hinche de orgullo, favoreciendo a uno en perjuicio de otro» (1ª Corintios 4:6 — DHH — Énfasis añadido).
  1. http://www.idyanunciad.net/reina/tema14.htm.
  2. http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/angl-comm-docs/rc_pc_chrstuni_doc_1981_authority-church-ii_en.html.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí