Comparando a Jesús con María

0
59
Comparando a Jesús con María
Comparando a Jesús con María

Visite También Nuestras Secciones, Catolicismo Romano y Religiones del Mundo

Abreviaturas: ICR: Iglesia Católica Romana. IC: Iglesia Católica. CIC: Catecismo de la Iglesia Católica. CR: Católicos Romanos. NP: Nuevo Pacto. RV: Reina Valera del 60. TLA: Traducción en lenguaje Actual. DHH: Dios Habla Hoy. NTV: Nueva Traducción Viviente.

Nota: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de la Nueva Biblia de las Américas — NBLA.

30 de octubre de 2018

Comparando a Jesús con María

¿Sustituye de algún modo la ICR a Jesús por María? Los cristianos suelen decir que sí. Sin embargo, los católicos responden diciendo que María señala a Jesús, que la tradición ha revelado la elevada posición que María ocupa en la vida de los católicos y en la salvación de quienes son miembros de la IC.

Pero, sin duda, María ocupa una posición elevada en el catolicismo. Esa posición es mucho más venerada de lo que dicen las Escrituras. De hecho, su posición es equivalente a la de una diosa en muchos aspectos. Ahora, por supuesto, los CR objetarán esto. Ellos niegan que ella sea una diosa. Tienen razón. Ella no es una diosa, y la ICR niega que lo sea. Eso es bueno.

Sin embargo, en el CIC existe un párrafo siniestro sobre convertirse en dioses:

460
  • El Verbo se encarnó para hacernos «partícipes de la naturaleza divina» (2 P 1, 4): «Porque tal es la razón por la que el Verbo se hizo hombre, el Hijo de Dios, Hijo del hombre: para que el hombre al entrar en comunión con el Verbo y al recibir así la filiación divina, se convirtiera en hijo de Dios» (San Ireneo de Lyon, Adversus haereses, 3, 19, 1). «Porque el Hijo de Dios se hizo hombre para hacernos Dios» (San Atanasio de Alejandría, De Incarnatione, 54, 3: PG 25, 192B). Unigenitus […] Dei Filius, suae divinitatis volens nos esse participes, naturam nostram assumpsit, ut homines deos faceret factus homo («El Hijo Unigénito de Dios, queriendo hacernos partícipes de su divinidad, asumió nuestra naturaleza, para que, habiéndose hecho hombre, hiciera dioses a los hombres») (Santo Tomás de Aquino, Oficio de la festividad del Corpus, Of. de Maitines, primer Nocturno, Lectura I).

¡Los Católicos Pueden ser DIOSES!

El párrafo anterior, ni antes ni después, niega que podamos llegar a ser dioses. Me preocupa esa falta de claridad. Tal vez tenga que ver con la exaltación de María por parte de la IC a la categoría de diosa. Después de todo, ellos enseñan que María puede escuchar las oraciones de millones de personas, en todo el mundo, tanto habladas como pensadas, en diferentes idiomas, todas al mismo tiempo —así como responderlas. Se trata de un serio ascenso a la categoría de diosa, al tiempo que se mantiene que no es una diosa.

Sin embargo, ¿sustituye la ICR a Jesús por María en diversos ámbitos? En mi opinión, sí. Y al hacerlo, es culpable de promover la idolatría. Por favor, considere la siguiente tabla de comparación entre María y Jesús y decida usted mismo si cree que la ICR va demasiado lejos en su promoción de María.

MaríaJesús
Acceso a Cristo«Y nadie va a Cristo sino por su Madre» (Sitio Web del Vaticano: Encíclica del Papa León XIII sobre el Rosario, Octobri Mense, Papa León XIII, 1903-1914).«El último día de la fiesta era el más importante. Aquel día Jesús, puesto de pie, dijo con voz fuerte: —Si alguien tiene sed, venga a mí, y el que cree en mí, que beba. Como dice la Escritura, del interior de aquél correrán ríos de agua viva» (Juan 7:37 — DHH).

«Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar» (Mateo 11:28 — DHH).
Defensora, Auxiliadora MediadoraCIC 969 "Esta maternidad de María perdura sin cesar en la economía de la gracia, desde el consentimiento que dio fielmente en la Anunciación, y que mantuvo sin vacilar al pie de la cruz, hasta la realización plena y definitiva de todos los escogidos. En efecto, con su asunción a los cielos, no abandonó su misión salvadora, sino que continúa procurándonos con su múltiple intercesión los dones de la salvación eterna [...] Por eso la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora" (LG 62).«Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Y si alguien peca,tenemos Abogado para con el Padre, a Jesucristo el Justo» (1ª Juan 2:1 — Énfasis añadido).

«Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Abogado Defensor, quien estará con ustedes para siempre» (Juan 14:16 — NTV — Énfasis añadido).

«Porque hay un solo Dios, y tambiénun solo Mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre» (1ª Timoteo 2:5 — Énfasis añadido).
Todo(a) Santo(a): ¿Jesús o María?«Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros ...» Con Isabel, nos maravillamos y decimos: «¿De dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?» (Lc 1, 43). Porque nos da a Jesús su hijo, María es madre de Dios y madre nuestra; podemos confiarle todos nuestros cuidados y nuestras peticiones: ora por nosotros como oró por sí misma: «Hágase en mí según tu palabra» (Lc 1, 38). Confiándonos a su oración, nos abandonamos con ella en la voluntad de Dios: «Hágase tu voluntad» (CIC 2677).«1 En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. 14 El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos Su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad» (Juan 1:1, 14).

«Porque escrito está: 'SEAN SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO'» (1ª Pedro 1:16).
¿Quién está sentado(a) a la derecha de Cristo?«María está sentada a la derecha de Cristo» (Papa Pío X, 1835-1914, Ad Diem Illum Laetissimum, 14).¡TODOS LOS CREYENTES ESTÁN SENTADOS EN LOS LUGARES CELESTIALES!:

«y con Él nos resucitó y con Él nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús (Efesios 2:6 — NBLA).

«Y en unión con Cristo Jesús nos resucitó, y nos hizo sentar con él en el cielo (Efesios 2:6 — DHH).
Expiación: ¿Cristo o María?«Sólo Cristo ofreció verdaderamente el sacrificio de expiación en la Cruz ... En el poder de la gracia de la Redención merecida por Cristo, María, por su entrada espiritual en el sacrificio de su divino hijo por los hombres, hizo expiación por los pecados del hombre y (de congruon) mereció la aplicación de la gracia redentora de Cristo. De este modo coopera a la redención subjetiva de los hombres" (Fundamentos del dogma católico, Ott, página 213).«Al día siguiente, Juan vio a Jesús, que se acercaba a él, y dijo: '¡Miren, ése es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!'» (Juan 1:29 — DHH).

«Él mismo llevó nuestros pecados en Su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por Sus heridas fueron ustedes sanados» (1ª Pedro 2:24).
¿A Quién se Debe Mirar?Después de hablar de la Iglesia, de su origen, de su misión y de su destino, no encontramos mejor modo de concluir que mirando a María» (CIC 972).«puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios» (Hebreos 12:2).

«Sometió todas las cosas bajo los pies de Cristo, y a Cristo mismo lo dio a la iglesia como cabeza de todo. 23 Pues la iglesia es el cuerpo de Cristo, de quien ella recibe su plenitud, ya que Cristo es quien lleva todas las cosas a su plenitud» (Efesios 1:22-23).

«Sigan ustedes mi ejemplo, como yo sigo el ejemplo de Cristo» (1ª Corintios 11:1).
¿Quién Aplastó la Cabeza de la SerpienteLa Iglesia Católica afirma que María aplastó la cabeza de la serpiente:

«Por tanto, así como Cristo, Mediador entre Dios y los hombres, asumió la naturaleza humana, borró la letra del decreto que se oponía a nosotros y la clavó triunfalmente en la cruz, así también la Santísima Virgen, unida a Él por un vínculo íntimo e indisoluble, estuvo con Él y por Él eternamente enemistada con la serpiente maligna, triunfó sobre ella y le aplastó la cabeza con su pie inmaculado» (Papa Pío IX, Ineffabilis Deus).
«Y pondré hostilidad entre tú y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella. Su descendiente te golpeará la cabeza, y tú le golpearás el talón»» (Génesis 3:15 — NTV).
¿Quién Libera a las Almas de la Muerte?«En el parto te conservaste Virgen, en tu tránsito no desamparaste al mundo, oh Madre de Dios. Alcanzaste la fuente de la Vida porque concebiste al Dios viviente, y con tu intercesión salvas de la muerte nuestras almas» (Tropario en el día de la Dormición de la Bienaventurada Virgen María).«y todo el que todavía está vivo y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?» (Juan 11:26).

«En verdad les digo que si alguien guarda Mi palabra, no verá jamás la muerte» (Juan 8:51).
¿A Quién Confiamos Nuestros Cuidados y Peticiones?«... Porque nos da a Jesús su hijo, María es madre de Dios y madre nuestra; podemos confiarle todos nuestros cuidados y nuestras peticiones ...» (CIC 2677)«Yo te ruego por ellos; no ruego por los que son del mundo, sino por los que me diste, porque son tuyos» (Juan 17:9).
¿Quuién Intercede por Nosotros?«Esta maternidad de María perdura sin cesar en la economía de la gracia, desde el consentimiento que dio fielmente en la Anunciación, y que mantuvo sin vacilar al pie de la cruz, hasta la realización plena y definitiva de todos los escogidos. En efecto, con su asunción a los cielos, no abandonó su misión salvadora, sino que continúa procurándonos con su múltiple intercesión los dones de la salvación eterna [...] Por eso la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora» (LG 62) (CIC 969).«¿Quién podrá condenarlos? Cristo Jesús es quien murió; todavía más, quien resucitó y está a la derecha de Dios, rogando por nosotros» (Romanos 8:34 — DHH).

«Por lo cual Él también es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de Él se acercan a Dios, puesto que vive perpetuamente para interceder por ellos» (Hebreos 7:25).
¿A Quién le Oramos? ¿El Nombre de Quién Invocamos?«María es la orante perfecta, figura de la Iglesia. Cuando le rezamos, nos adherimos con ella al designio del Padre, que envía a su Hijo para salvar a todos los hombres ...» (CIC 2679)«Si me piden algo en Mi nombre, Yo lo haré» (Juan 14:14).

«a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con todos los que en cualquier parte invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro» (1ª Corintios 1:2).

«Invoqué entonces el nombre del Señor, diciendo: 'Te ruego, oh Señor: salva mi vida'» (Salmo 116:4).
¿Es María Reina Sobre Todas las Cosas? ¿O Jesús es el REY?«Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo y enaltecida por Dios como Reina del universo ...» (CIC 966).«Este es el mensaje de la Buena Noticia para el pueblo de Israel: que hay paz con Dios por medio de Jesucristo, quien es Señor de todo» (Hechos 10:36 — NTV).

«Ellos pelearán contra el Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque Él es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con Él son llamados, escogidos y fieles» (Apocalipsis 17:14).

«En Su manto y en Su muslo tiene un nombre escrito: 'REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES'» (Apocalipsis 19:16).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí