Juan 5:30-32: «Yo no puedo hacer nada por iniciativa Mía»

0
235
Juan 5:30-32: «Yo no puedo hacer nada por iniciativa Mía»
Juan 5:30-32: «Yo no puedo hacer nada por iniciativa Mía»

Visite También Nuestras Secciones, Religiones del Mundo y Los Testigos de Jehová

Abreviaturas: TdJ: Testigos de Jehová. TNM: Traducción del Nuevo Mundo. RV60: Reina Valera del 60. NBLA: Nueva Biblia de las Américas. WBTS: La Watchtower Bible and Tract Society

NOTA: A menos que se indique lo contrario, las citas son tomadas de la Nueva Biblia de las Américas – NBLA.

5 de diciembre de 2008

Juan 5:30-32

  • «Yo no puedo hacer nada por iniciativa Mía; como oigo, juzgo, y Mi juicio es justo porque no busco Mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. 31 Si Yo solo doy testimonio de Mí mismo, Mi testimonio no es verdadero. 32 Otro es el que da testimonio de Mí, y Yo sé que el testimonio que da de Mí es verdadero».

Los TdJ usan estos versículos en su intento para negar que Jesús sea Dios. A ellos se les ha enseñado a razonar que, si Jesús era realmente Dios en carne, entonces, Él podría hacer todo lo que hubiera querido. Pero vemos que Jesús dice que Él no puede hacer nada por Sí Mismo, y esto es verdad. Entonces, ¿cómo puede ser Jesús Dios en carne?

La Unión Hipostática

La respuesta es que Jesús es tanto Dios como hombre en una persona. Como hombre, Jesús estaba bajo la ley y obligado a guardarla (Gálatas 4:4); en su estado humilde «fue hecho un poco inferior a los ángeles» (Hebreos 2:9); cooperó con las limitaciones de ser un hombre (Filipenses 2:5-8). Por lo tanto, Él se encontraba bajo la completa sujeción del Padre para cumplir toda la ley y ser el sacrificio sumo por nuestros pecados (Hebreos 5:10).

Jesús Empezó a Realizar Milagros Después de Su Bautismo

Fue en ese momento de Su bautizo cuando el Espíritu Santo vino sobre Él. Por lo tanto, Jesús realizaba sus milagros no por Su propio poder, sino por el poder del Espíritu Santo. Esto explica por qué en Mateo 12:22-32 cuando los fariseos dijeron que Jesús estaba expulsando demonios por el poder del diablo, les respondió que esto era una blasfemia contra el Espíritu Santo. Y que esta blasfemia no sería perdonada. En palabras sencillas, los milagros de Jesús eran realizados bajo el poder del Espíritu Santo.

Por lo tanto, estos versículos no significan que Jesús no es divino; significan que Jesús como hombre, se encontraba en completa y total sumisión a la voluntad del Padre y que haría solamente, y como el texto declara: «porque no busco Mi voluntad, sino la voluntad del que me envió».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí