El Regreso de Jesús y el Juicio Final: ¿Eventos Separados?El Regreso de Jesús y el Juicio Final: ¿Eventos Separados?

Visite También Nuestras Secciones: Grupos Religiosos y Cultos no Cristianos
Listado de Grupos y Movimientos

Regresar a: Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial

Abreviaturas: IDSMM: Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial

Nota: A menos que se diga lo contario, las citas son tomadas de la Nueva Biblia de las Américas — NBLA.

Título Original: La Venida de Jesús en las Nubes: ¿Totalmente Separada del Juicio Final?

Por, Luke Wayne
12 de noviembre de 2018

El Regreso de Jesús y el Juicio Final: ¿Eventos Separados?

La IDSMM enseña que las profecías con respecto a Jesús «viniendo en las nubes del cielo» no tienen ninguna relación con el juicio. Según ellos, Jesús viniendo «en una nube» y Su venida en juicio final son dos cosas completamente separadas sin conexión una con la otra. Como ellos explican:

  • «Los cristianos creen y enseñan comúnmente que cuando Jesucristo venga en una nube, la tierra será inmediatamente destruida, vendrá el Día del Juicio y los hijos de Dios entrarán en el reino de los cielos. Pero si miramos de cerca las Escrituras, la venida de Jesús en una nube y el Día del Juicio son dos acontecimientos separados».[1. https://www.wmscog.com/christ-ahnsahnghong/jesus-Christ-coming-in-the-clouds-ahnsahnghong-came-as-a-man/ (Consultado el 12/11/18).]

¿Por qué Esta Distinción?

Es importante para ellos hacer esta distinción, ya que afirman que su fundador, Ahn Sahng-hong, fue el regreso literal de Jesús y su nacimiento fue la segunda venida de Cristo. Sin embargo, su líder murió en 1985 (un hecho que en sí mismo ya demuestra que no era el verdadero Jesús) y, por lo tanto, esta supuesta «segunda venida» terminó sin que el juicio se derramara sobre los malvados o sin que el pueblo de Dios fuera plena y finalmente liberado. Por lo tanto, la IDSMM se ve obligado a crear una «venida» adicional. Jesús iba a venir «en las nubes», lo que ahora supuestamente ya ha hecho, y luego vendrá de nuevo con fuego y juicio. Este esquema, sin embargo, contradice las declaraciones claras de la Escritura.

Ver, Lamentar y Temer

La IDSMM necesita que la «venida en las nubes» sea un simple nacimiento humano. Desapercibido en gran manera para la mayor parte del mundo. Incluso, insignificante para aquellos que se convertirían en los fieles de la IDSMM hasta más tarde, en la edad adulta de Ahn Sahng-hong. El tranquilo nacimiento de Jesús en Belén marcó el comienzo de Su primera venida. Sin embargo, el Nuevo Pacto deja claro que en Su regreso en las nubes no será nada parecido a Su nacimiento. En su lugar, se nos dice:

  • «ÉL VIENE CON LAS NUBES, y todo ojo lo verá, aun los que lo traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él. Sí. Amén» (Apocalipsis 1:7).

De Acuerdo con Apocalipsis ¿Esto Pasó en la Vida de Ahn Sahng-hong?

Nada parecido ocurrió en el nacimiento o incluso durante la vida de Ahn Sahng-hong. La mayor parte del mundo nunca le vio. La gran mayoría ni siquiera ha oído hablar de él. Ciertamente no le lloraron. Tampoco fue visto ni reconocido por los que traspasaron a Jesús. Nada de lo que se suponía que iba a suceder cuando Jesús viniera en las nubes del cielo sucedió durante la vida de Ahn Sahng-hong. La «venida en las nubes» iba a ser algo visto y reconocido por todos, algo que traería dolor y luto. A continuación, el mismo Jesús lo explica con más detalle:

Lucas 21:27
  • «Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra, angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas,26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las potencias de los cielos serán sacudidas. 27 Entonces verán al Hijo del Hombre que viene en una nube con poder y gran gloria. 28 Cuando estas cosas empiecen a suceder, levántense y alcen la cabeza, porque se acerca su redención».

¿Lenguaje Simbólico?

Incluso si se toma el lenguaje de la catástrofe celestial como simbolismo, los símbolos apuntan a un acontecimiento de terror y juicio. Cuando se produzcan estos acontecimientos, incluso los seguidores de Jesús podrían caer en la tentación de la desesperación. Pero se les asegura que deben levantar y alzar la cabeza y tener confianza en medio de la confusión porque su redención se acerca. Jesús viene sobre una nube con poder visible y gran gloria. Su venida es conocida por los hombres pecadores, ¡y ellos desmayan de miedo! Ciertamente, esto describe un tiempo de juicio. Si eso no fuera ya suficientemente claro, Jesús continúa su punto advirtiendo:

Lucas 21:34-36
  • «Estén alerta, no sea que sus corazones se carguen con disipación, embriaguez y con las preocupaciones de la vida, y aquel día venga súbitamente sobre ustedes como un lazo; 35 porque vendrá sobre todos los que habitan sobre la superficie de toda la tierra. 36 Pero velen en todo tiempo, orando para que tengan fuerza para escapar de todas estas cosas que están por suceder, y puedan estar en pie delante del Hijo del Hombre».
Su Venida en una Nube

Por lo tanto, Su venida caerá sobre todos los que habitan sobre la faz de la tierra como una trampa. Si no está preparado, no podrá escapar de lo que sucederá cuando Él venga. No podrá «estar en pie delante del Hijo del Hombre». Esta no es la descripción de un oscuro nacimiento en Corea. O la fundación de una nueva religión moderna que se expandirá lentamente después de la tranquila muerte del fundador. Es la descripción de un gran juicio que se desea evitar desesperadamente. Eso es lo que el Nuevo Pacto quiere decir con la venida de Jesús en una nube.

Mateo 24-25 y Su Venida en las Nubes

Tal vez la discusión más clara se encuentre en el discurso del Monte de los Olivos, en Mateo 24. Aquí Jesús vuelve a hablar de forma similar a lo que leemos tanto en Apocalipsis como en Lucas.

  • «Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre; y todas las tribus de la tierra harán duelo, y verán al Hijo del Hombre que viene sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria» (Mateo 24:30).

Ampliando Su venida, Jesús explica:

Mateo 24:37-42
  • «Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.38 Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre. 40 Entonces estarán dos en el campo; uno será llevado y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán moliendo en el molino; una será llevada y la otra será dejada. 42 Por tanto, velen, porque no saben en qué día viene su Señor».

Así, Jesús compara Su venida «sobre las nubes» con el juicio global del gran diluvio en tiempos de Noé. Lo describe en términos de personas que son apresadas inesperadamente dondequiera que se encuentren. Al igual que en Lucas, Jesús vuelve a advertir a Sus discípulos:

  • «Por tanto, velen, porque no saben en qué día viene su Señor. 43 Pero entiendan esto: si el dueño de la casa hubiera sabido a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, hubiera estado alerta y no hubiera permitido que entrara en su casa. 44 Por eso, también ustedes estén preparados, porque a la hora que no piensan vendrá el Hijo del Hombre» (Mateo 24:42-44).

Jesús explica aún más esta advertencia:

Mateo 24:45-51
  • «¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente a quien su señor puso sobre los de su casa para que les diera la comida a su tiempo? 46 Dichoso aquel siervo a quien, cuando su señor venga, lo encuentre haciendo así. 47 De cierto les digo que lo pondrá sobre todos sus bienes. 48 Pero si aquel siervo es malo, y dice en su corazón: ‘Mi señor tardará’; 49 y empieza a golpear a sus consiervos, y come y bebe con los que se emborrachan, 50 vendrá el señor de aquel siervo el día que no lo espera, y a una hora que no sabe, 51 y lo azotará severamente y le asignará un lugar con los hipócritas; allí será el llanto y el crujir de dientes».
Lo que Sucederá Cuando Jesús Llegue

El que esté preparado será recompensado inmediatamente. El que no lo esté será rápida y ferozmente castigado. No solo será azotado severamente, sino que después es destinado a un lugar de tormento con los hipócritas. Así, la «venida en las nubes» de Jesús trae consigo la muerte y el infierno para los que no creyeron y no estaban preparados. La venida sobre las nubes se identifica directamente con la recompensa final del pueblo de Dios y el juicio final del mundo incrédulo. También debemos recordar que los números de los capítulos son una adición posterior. Originalmente, no había ninguna separación entre Mateo 24 y 25. El contexto no se detiene al final del capítulo 24. Jesús continúa enseñando más parábolas sobre el tema, todas advirtiendo sobre esta misma «venida» que traerá consigo un castigo inmediato descrito con palabras claras.

Mateo 25:30
  • «Y al siervo inútil, échenlo en las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes».

Jesús concluye el discurso afirmando sin rodeos:

  • «Pero cuando el Hijo del Hombre venga en Su gloria, y todos los ángeles con Él, entonces Él se sentará en el trono de Su gloria; 32 y serán reunidas delante de Él todas las naciones; y separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. 33 Y pondrá las ovejas a Su derecha y los cabritos a la izquierda» (Mateo 25:31-33).

Y después de dividirlos, dará Su veredicto:

  • «Estos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna» (Mateo 25:46).

El Juicio Final

Así pues, está claro que Su venida «sobre las nubes» conlleva efectivamente el juicio final. No se pueden separar estas dos cosas. El Nuevo Pacto no lo permite. La vida terrenal normal y relativamente desconocida además de la muerte de Ahn Sahng-hong en el siglo XX no cumplieron en modo alguno la promesa (y la advertencia) de la venida de Jesús. El cual vendría sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria para conceder a Su pueblo la vida eterna y castigar a las naciones. Como Jesús también advirtió en el mismo discurso:

Mateo 24:23-27
  • «Entonces si alguien les dice: ‘Miren, aquí está el Cristo’, o ‘Allí está‘, no lo crean24 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos. 25 Vean que se lo he dicho de antemano. 26 Por tanto, si les dicen: ‘Miren, Él está en el desierto’, no vayan; o ‘Miren, Él está en las habitaciones interiores’, no les crean. 27 Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre».

Ahn Sahng-hong fue un falso «cristo». No sea engañado.

Por Carlos E. Garbiras

Carlos Enrique Garbiras es Director general en Ministerio de Apologética e Investigación Cristiana (MIAPIC). Actualmente, sirve en predicación y enseñanza de la Palabra de Dios en Bogotá, donde dirige además la Escuela de Estudios Teológicos MIAPIC.

Deja una respuesta